SERIE: UNA CARTA A LA IGLESIA – TEMA: LLAMADOS A LA SANTIDAD

Comunidad Cristiana Soyapango. 3 de septiembre de 2017
Serie: Una carta a la Iglesia
LLAMADOS A LA SANTIDAD

Comunidad Cristiana Soyapango. 3 de septiembre de 2017

Serie: Una carta a la Iglesia

LLAMADOS A LA SANTIDAD

1 Corintios 1:1-3 “Pablo, llamado a ser apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, y el hermano Sóstenes, 2 a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro: 3 Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.”

2 a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro:

Santificados en Cristo: Nadie puede llegar a ser perfectamente santo o puro delante de Dios en sus propias fuerzas humanas, nosotros no podemos llegar delante de Dios con “nuestra propia santidad” pues nunca será suficiente. Solo podemos ser santificados a través de Cristo.

Santidad: se dice de alguien que es santo.

Santo(a): Que está dedicado o consagrado a Dios o a la religión

Llamados a ser santos: Aunque somos santificados en Cristo (No porque lo merezcamos sino por su gracia, no por méritos sino por su misericordia), tenemos un llamado de Dios a ser santos. A ser íntegros, honestos, a buscar el bien, a vivir apartados del mal a estar dedicados a Dios.

Una persona que busca la santidad:

  1. RECHAZA LO PECAMINOSO.

Efesios 5:1-11 “Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados. 2 Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante. 3 Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos; 4 ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias.5 Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. 6 Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. 7 No seáis, pues, partícipes con ellos. 8 Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz 9 (porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad), 10 comprobando lo que es agradable al Señor. 11 Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas;”

 

  1. BUSCA DE DIOS EN CUALQUIER MOMENTO, SITUACIÓN Y LUGAR.

Mateo 6:33 “33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.”

 

  1. ENTRE MÁS PASA EL TIEMPO MÁS SE PARECE A JESÚS.

Efesios 4:11-15 “11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, 12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, 13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; 14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, 15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo,”

Salmo 1:3 “Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.”