SERIE FAMILIAS DE UNA NUEVA GENERACIÓN: «¿QUÉ DEBE SER UNA FAMILIA?

Comunidad Cristiana Soyapango. 19 de julio de 2015.
Serie: Familias de una nueva generación
¿QUÉ DEBE SER UNA FAMILIA?

Comunidad Cristiana Soyapango. 19 de julio de 2015.

Serie: Familias de una nueva generación

¿QUÉ DEBE SER UNA FAMILIA?

Jueces 2:6-15 “6 Porque ya Josué había despedido al pueblo, y los hijos de Israel se habían ido cada uno a su heredad para poseerla.7 Y el pueblo había servido a Jehová todo el tiempo de Josué, y todo el tiempo de los ancianos que sobrevivieron a Josué, los cuales habían visto todas las grandes obras de Jehová, que él había hecho por Israel.8 Pero murió Josué hijo de Nun, siervo de Jehová, siendo de ciento diez años. 9 Y lo sepultaron en su heredad en Timnat-sera, en el monte de Efraín, al norte del monte de Gaas. 10 Y toda aquella generación también fue reunida a sus padres. Y se levantó después de ellos otra generación que no conocía a Jehová, ni la obra que él había hecho por Israel. 11 Después los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos de Jehová, y sirvieron a los baales.  12 Dejaron a Jehová el Dios de sus padres, que los había sacado de la tierra de Egipto, y se fueron tras otros dioses, los dioses de los pueblos que estaban en sus alrededores, a los cuales adoraron; y provocaron a ira a Jehová.  13 Y dejaron a Jehová, y adoraron a Baal y a Astarot. 14 Y se encendió contra Israel el furor de Jehová, el cual los entregó en manos de robadores que los despojaron, y los vendió en mano de sus enemigos de alrededor; y no pudieron ya hacer frente a sus enemigos. 15 Por dondequiera que salían, la mano de Jehová estaba contra ellos para mal, como Jehová había dicho, y como Jehová se lo había jurado; y tuvieron gran aflicción.”

  • ¿Dónde estuvo la falla para que esta nueva generación se olvidará de Dios después de todos los milagros que había hecho Dios a sus padres y abuelos?
  • La falla fundamental estuvo en la familia ellos fracasaron en hacer lo que Dios querían que hicieran.

Deuteronomio 6:1-9 “Estos, pues, son los mandamientos, estatutos y decretos que Jehová vuestro Dios mandó que os enseñase, para que los pongáis por obra en la tierra a la cual pasáis vosotros para tomarla; 2 para que temas a Jehová tu Dios, guardando todos sus estatutos y sus mandamientos que yo te mando, tú, tu hijo, y el hijo de tu hijo, todos los días de tu vida, para que tus días sean prolongados. 3 Oye, pues, oh Israel, y cuida de ponerlos por obra, para que te vaya bien en la tierra que fluye leche y miel, y os multipliquéis, como te ha dicho Jehová el Dios de tus padres. 4 Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. 5 Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. 6 Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; 7 y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. 8 Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; 9 y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.”

  • Dios ha diseñado a la familia como un lugar de aprendizaje.

Existen 4 cosas bíblicas que debemos entender de nuestros hijos.

  1. NUESTROS HIJOS(AS) FUERON HECHOS PARA ADORAR A DIOS.

Deuteronomio 6:4-5 “4 Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. 5 Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.”

Todo pecado fluye de la adoración de sí mismo.

  1. NUESTROS HIJOS(AS) FUERON HECHOS PARA RELACIONARSE CON OTRAS PERSONAS

Mateo 22:39 “39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”

  1. NUESTROS HIJOS(AS) INTERPRETAN LA VIDA.

Génesis 3:1-6 “Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?2 Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer;3 pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis.4 Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis;5 sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.6 Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.”

  1. NUESTROS HIJOS(AS) SE COMPORTAN ACUERDO A LO QUE HAY EN SU CORAZÓN.

Lucas 6:43-45 “43 No es buen árbol el que da malos frutos, ni árbol malo el que da buen fruto.44 Porque cada árbol se conoce por su fruto; pues no se cosechan higos de los espinos, ni de las zarzas se vendimian uvas.45 El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca.”

¿Qué debemos hacer entonces? Pastorear el corazón de nuestros hijos.

  • Los padres somos los maestros principales de Dios para nuestros hijos(as).

Comentarios