Serie 40 días con Propósito – PROPÓSITO 4: «HEMOS SIDO CREADOS PARA SERVIR A DIOS»

Comunidad Cristiana Soyapango. 5 de marzo de 2017
40 días con propósito
HEMOS SIDO CREADOS PARA SERVIR A DIOS

Comunidad Cristiana Soyapango. 5 de marzo de 2017

40 días con propósito

HEMOS SIDO CREADOS PARA SERVIR A DIOS

 

Mateo 22:37-40 “37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38 Este es el primero y grande mandamiento. 39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 40 De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.”

 

1 Juan 4:19-21 “19 Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero.  20 Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto?  21 Y nosotros tenemos este mandamiento de él: El que ama a Dios, ame también a su hermano.”

 

  1. Sí amamos a Dios — Debemos amar al prójimo—Sí amamos al prójimo— Debemos servirle.

 

  1. Sí no servimos al prójimo – entonces no le amamos – Sí no amamos al prójimo entonces no amamos a Dios.

 

Propósito 4. He sido formado para servir a Dios a través de servir a nuestro prójimo. He sido diseñado para servir a la familia de Dios. He sido creado para tener un ministerio en la Iglesia.

 

Ministerio es servir dentro de la familia de Dios y misión es servir afuera de la familia de Dios con el propósito que las personas conozcan de Jesús.

1 Corintios 12:4-12, 26-27(Nueva Versión Internacional) “4 Ahora bien, hay diversos dones, pero un mismo Espíritu. 5 Hay diversas maneras de servir, pero un mismo Señor. 6 Hay diversas funciones, pero es un mismo Dios el que hace todas las cosas en todos.  7 A cada uno se le da una manifestación especial del Espíritu para el bien de los demás. 8 A unos Dios les da por el Espíritu palabra de sabiduría; a otros, por el mismo Espíritu, palabra de conocimiento; 9 a otros, fe por medio del mismo Espíritu; a otros, y por ese mismo Espíritu, dones para sanar enfermos; 10 a otros, poderes milagrosos; a otros, profecía; a otros, el discernir espíritus; a otros, el hablar en diversas lenguas; y a otros, el interpretar lenguas. 11 Todo esto lo hace un mismo y único Espíritu, quien reparte a cada uno según él lo determina 12 De hecho, aunque el cuerpo es uno solo, tiene muchos miembros, y todos los miembros, no obstante ser muchos, forman un solo cuerpo. Así sucede con Cristo…26 Si uno de los miembros sufre, los demás comparten su sufrimiento; y, si uno de ellos recibe honor, los demás se alegran con él 27 Ahora bien, ustedes son el cuerpo de Cristo, y cada uno es miembro de ese cuerpo.”

Todos tenemos el llamado de Dios a servirlo, a tener un ministerio.

¿Por qué debo servir a Dios? Por amor y gratitud.

¿Qué usa Dios de nosotros para que sirvamos a nuestro prójimo?

  1. NUESTRA PERSONALIDAD.

Efesios 2:10 “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.”

 NUESTROS TALENTOS.

1 Corintios 12:14-18(Nueva Versión Internacional) “14 Ahora bien, el cuerpo no consta de un solo miembro, sino de muchos. 15 Si el pie dijera: «Como no soy mano, no soy del cuerpo», no por eso dejaría de ser parte del cuerpo. 16 Y, si la oreja dijera: «Como no soy ojo, no soy del cuerpo», no por eso dejaría de ser parte del cuerpo. 17 Si todo el cuerpo fuera ojo, ¿qué sería del oído? Si todo el cuerpo fuera oído, ¿qué sería del olfato? 18 En realidad, Dios colocó cada miembro del cuerpo como mejor le pareció.”

  1. NUESTROS DONES ESPIRITUALES.

1 Corintios 12:7-11(Nueva Versión Internacional) “7 A cada uno se le da una manifestación especial del Espíritu para el bien de los demás. 8 A unos Dios les da por el Espíritu palabra de sabiduría; a otros, por el mismo Espíritu, palabra de conocimiento; 9 a otros, fe por medio del mismo Espíritu; a otros, y por ese mismo Espíritu, dones para sanar enfermos; 10 a otros, poderes milagrosos; a otros, profecía; a otros, el discernir espíritus; a otros, el hablar en diversas lenguas; y a otros, el interpretar lenguas. 11 Todo esto lo hace un mismo y único Espíritu, quien reparte a cada uno según él lo determina.”

  1. NUESTRO SUFRIMIENTO.

Romanos 8:28 “28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.”

Nada de lo que hemos vivido malo o bueno queda desperdiciado cuando lo pones al servicio de Dios.